Rebrote de dengue en la provincia de Misiones pone en alerta a la región NEA

18

Confirmaron 49 casos nuevos en la vecina provincia. Cartera sanitaria de Corrientes asegura que la guardia se mantendrá durante el invierno.

Mientras en la provincia de Misiones las autorida­des sanitarias refuerzan el control y atribuyen el au­mento de casos a las lluvias y a que no cede el calor, en Corrientes confirman que si bien no hay nuevos ca­sos se mantiene el alerta y las tareas de descacharrado continuarán durante toda la temporada invernal.

En total, la vecina pro­vincia suma en lo que va del año 156 casos positivos, mientras que Corrientes no supera la decena. Días atrás, el director de Epide­miología, de la cartera sani­taria de esa provincia Jorge Gutiérrez, dijo que la mayo­ría de los nuevos casos se registraron en Posadas y to­dos corresponden a la cepa DEN 1. Cabe recordar que hubo diez pacientes que fueron reportados con DEN 4, todos con antecedentes de viajes recientes a Para­guay, donde hay un brote de esa cepa de dengue.

El dato no es menor, ya que la circulación de distin­tos serotipos puede generar la aparición de lo que se co­noce como dengue hemo­rrágico.

Consultadas por este matutino, fuentes del área de zoonosis, indicaron que debido a la cercanía con Misiones el alerta sigue vi­gente, teniendo en cuenta sobre todo el tránsito de personas que se movilizan entre ambas provincia. “Se mantiene la vigilancia en toda la provincia, hasta el momento no hemos tenido nuevos reportes de casos”, sostuvieron desde la carte­ra sanitaria de esta provin­cia.

Sobre el trabajo durante el invierno remarcan que el área de epidemiología con­tinuará realizando tareas preventivas y se pone el acento en que la población continué con las acciones hogareñas.

“Si baja la temperatura, lo que baja es la circulación de mosquitos, pero las larvas continúan vivas siempre que estén en agua y harán eclosión cuando se den las condiciones climáticas apropiadas, eso significa que la temperatura suba un poco”, explicaron los ex­pertos en la materia.

En el mismo sentido, recordaron que el Aedes aegypti es un mosquito ho­gareño, por lo cual las lar­vas son colocadas en agua limpia.

“Debemos eliminar todo posible criadero, también durante el invierno es im­portante cambiar el agua de los floreros y los bebederos de animales, lavarlos con lavandina”, resaltan desde el área de Salud de la pro­vincia.

Si bien Corrientes este verano no tuvo brote de dengue, las autoridades destacan que se debe al tra­bajo territorial realizado.

“Apostamos a la concientización de la población, no deben dejar de limpiar sus casas y de usar repelen­te porque la circulación continúa”, especificaron. Ante la pregunta de NOR­TE de Corrientes sobre la posibilidad de que se den casos durante el invierno las autoridades explicaron, “el mosquito vive dentro de nuestras casas, si tiene un espacio para estar, ya sea una tapita de gaseosa la larva quedará allí y nacerá cuando la temperatura sea adecuada”.

 

 

Fuente: Norte Corrientes